“ES MAL ENEMIGO LA TRISTEZA,TODO LO ECHA A PERDER.VAMOS A LUCHAR QUE DIOS NOS AYUDARÁ” (Pensamiento Nº 359). 

Es una invitación clara a vivir en la alegría y con alegría, fundamentada en la confianza plena en Dios.
Pero es claro también que la tristeza está presente en nuestras vidas, nos amenaza como un “mal enemigo”. No es buena compañera, “todo lo echa a perder”, dice María Emilia.
Y también es evidente que hay que luchar, y mucho; y porque estamos seguras de que Dios nos ayudará, podemos afrontar los retos y los riesgos que en el día a día se nos presentan.
María Emilia era una mujer alegre, no la amedrentaban los sufrimientos y dificultades que su vocación, y la fundación de una nueva congregación religiosa suponían para ella.
Con el carisma que María Emilia nos dejó, las misioneras del Stmo. Sacramento y Mª Inmaculada no podemos acobardarnos, o mirar para otro lado ante tantas situaciones dramáticas que hoy día nos envuelven por todo lado. ¡” vamos a luchar, -por el Reino de Dios y su Justicia- que Dios nos ayudará”!
Belén Jiménez Pérez – MSS

Leave a Reply