Señor…quiero darme por entero, fiarme a ciegas, entregarte mi vida para que hagas lo que quieras…que tu VOLUNTAD SE CUMPLA EN MI, aunque a veces no coincida con la mía, aunque me haga sufrir, aunque no la entienda…a veces se trata de confiar sin preguntar, Tú tienes tus para qué en mi vida…la coges en tus manos con Amor…me conoces hasta lo más profundo de mi alma…guíame Tú, sé mi LUZ porque sin Ti me pierdo…toma mi corazón, llévame por donde Tú quieras y hazlo latir al ritmo del Tuyo…nada más importa, nada más me llena, haz de mí lo que quieras, Señor. Pensamiento Nº 300. #memiliabeatificacion

María Ortiz Molinero – Rosales (MEL Granada)

Leave a Reply